[Análisis] Crash Team Racing: Nitro-Fueled “Abróchate el cinturón y échate unas carreras como hace 20 años”

Los juegos de carreras existen desde hace mucho. Desde F1 Race (1984 ) pasando por arcades como SEGA Daytona U.S.A (1994) hasta la actualidad como la sagas de Gran Turismo y Forza. Por lo general su objetivo es simular una carrera como lo sería en la vida real y ver quien es el mejor evaluando quizá técnicas de conducción ó velocidad. No obstante algunos tienen un rumbo diferente y toman ese mismo objetivo como secundario ya que el principal es un crear una competencia alocada, con pocas reglas y mucha diversión. Los karts han sido un buen impulsor de este modelo y son 2 los claramente representados y conocidos por muchos: La sagas de Mario Kart de Nintendo y Crash Team Racing (CTR) publicada por Sony. En este caso nos centraremos en este último.

Cuando se lanzó Crash Team Racing (CTR) en 1999 en la primera consola de Sony este enérgico marsupial ya era conocido y muy bien galardonado por sus otros juegos. Tanto los consumidores como la prensa llegaron a considerarlo como mascota oficial de Sony a pesar de que quien llevaba su responsabilidad era Naughty Dog, su desarrolladora inicial, y el juego nació como una respuesta para hacerse un nicho en esta categoría como lo estaba haciendo Nintendo.

Personajes icónicos, una historia propia y algo de frenesí.  Lo tenía todo y así fue, era la época dorada de Crash, y se habían creado bandos de jugadores quienes discutían cual era mejor. La competencia seguiría su camino con un sumo cuidado en cada juego que se lanzaba, pero Crash empezaba a caer en un abismo ya que pasaba de estudio en estudio, ocasionando que casi ningún juego despegara como lo hizo inicialmente (exceptuando un poco Nitro Kart). Los años posteriores estuvieron dominados por Nintendo y el CTR original era el único soporte que tenia este marsupial para no perecer en el olvido.

Pero después de 20 años vemos como se hace justicia a la indiferencia que recibió durante años: ahora de la mano de Activision y Beenox, tomando por nombre Crash Team Racing: Nitro-Fueled. Ya se había saboreado un poco ese retorno cuando se lanzó el N-Sane Trilogy, el cual traía sus 3 juegos iniciales y se especulaba que la versión de carreras sería la siguiente. A continuación veremos si el juego nos hace hincapié a lo nostalfag pero con suficientes novedades que prometen darle oportunidad y un espacio que se merece por ser parte de la infancia o adolescencia de muchos.

REGRESA UNO DE LOS TESOROS MÁS VALIOSOS DE LA PLAYSTATION ORIGINAL

Lo que caracterizó a Crash Team Racing en su momento fue que no solo coqueteaba con las carreras de multijugador, sino que venía con nuevas ideas tanto para el jugador individual el cual lo hacían diferente y nada que envidiar a la de Nintendo, fue algo muy novedoso que de inmediato se hizo un lugar en este segmento.

Este remake toma como cimiento lo heredado y lo amplia haciéndolo más grande y exigente para volver a tener un lugar en esta era dominada por la alta definición y jugabilidad online. Como resultado tenemos un juego muy cargado de nostalgia pero a la vez fresco como si viéramos algo nuevo.

Con un menú muy fácil de interactuar, nos encontramos con varios modos pero los dos predominantes han sido el modo aventura y multijugador. Ya muchos sabemos como funciona, pero con el fin de otorgar una reseña tanto para los nuevos que lo probarán por primera vez tanto como para el experto que sabe todos los atajos o la longitud de las pistas, no nos explayaremos mucho en estos aspectos.

 

MODOS CLÁSICOS Y NOVEDADES

El modo aventura o historia para muchos es un desafío ya que el jugador debe correr a través de las pistas y arenas para recolectar la mayor cantidad de trofeos, llaves, tokens o monedas y gemas como sea posible. A medida que progreses más mundos estarán disponibles hasta encontrarte con el jefe principal: Nitrous Oxide.

De este modo se desprende la primera novedad: El modo Aventura Nitro y su diferencia radica en que aquí se puede cambiar de personaje en cualquier momento y personalizarlo con trajes y karts. También tiene para elegir en tres modos: fácil, medio o difícil.

El multijugador es buen pretexto para las reuniones con amigos y pasarla bien. Aquí tenemos el modo Single donde jugamos una pista en particular, el modo Cup donde tendremos más de 25 circuitos divididos en 7 copas donde podremos modificar las reglas del juego. Luego tenemos el modo Battle clásico donde debes ganar haciendo el mayor puntaje en un limite de tiempo o vidas y el modo Nitro donde aparecen nuevos modos como Tiempo Limite, Captura la bandera, Crystal Lab y El último kart en pie. 

No olvidar también los modos de Time Trials donde compites con fantasmas para obtener el mejor tiempo posible y el Relic Race donde debes juntar cajas en el menor tiempo posible. En esta opción tenemos dos variantes: CTR Challenge donde consigues más monedas o tokens y Crystal Challenge enfocado a los cristales. Es necesario recalcar que estos 4 últimos mencionados solo sean disponibles para un solo jugador.

 

LA CARRERA CONTINUA SIN SALIR DE CASA

(Co-apoyo especial en esta sección: Antonio Rojas Bazán “SnesRB”)

Introducir un modo online ha sido algo que muchos fans esperaban ansiosamente si es que este juego era re-lanzado. No existen muchas opciones pero su interfaz es fácil e intuitiva. Tenemos entre un Match Privado donde podemos jugar solo con nuestros contactos agregados, y Matchmaking donde se unen hasta con 8 jugadores pudiendo escoger una carrera simple o batalla y una pista a votación.

Otra novedad es la introducción de Pit Stop Store. Un lugar donde puedes comprar accesorios, gestos y skins tanto para los karts como corredores. Aquí las monedas Wumpa son el trueque principal y solo se consiguen ganando las carreras. Estas recompensas se pueden hasta cuadruplicar si es que se juega online a diferencia del modo local  por lo que te recomendamos ganar muchas carreras para sacar todo lo que puedas y aquí un detalle : existe un tiempo límite para que conseguir estos cosméticos ya que rotan cada 24 horas.

Necesitarás muchas monedas

Mientras escribía estas líneas llegaba la introducción de un nuevo modo llamado Gran Prix, no es precisamente un modo sino un evento enfocado en retos que deberás superar para recibir diversas recompensas hasta llegar a un premio legendario. Estos retos se dividen en esenciales, diarios y semanales. Tienen temporadas por lo que tendremos muy bien garantizada la rejugabilidad.

MISMOS PAISAJES PERO CON NUEVOS AIRES

El juego es relativamente generoso en cuanto a su variedad de escenarios. Se presentan más de 30 pistas divididas en 7 copas, a las que incluso se planean agregar muchas más. Se podría decir que las pistas pasaron por un proceso de remasterización y remake, lo digo porque aparentemente pareciera que todo esta en su lugar como las barras verdes de turbo o las cajas ítem pero algunos tramos han sido cortados y otros puestos fuera de lugar (un ejemplo es Hyper Spaceway del Nitro Kart ). Estéticamente si da un salto gráfico muy llamativo pero no del todo completo. Muy posiblemente debido a que la versión original maximizaba mucho los panoramas y sus elementos (árboles, muros, etc) por un tema del desempeño gráfico que tenía la PS1. Pistas como Coco Park o N-Sanity Beach no me terminan de convencer pero otras como la Polar Pass o cualquier mapa proveniente del Nitro Kart denota un gran ímpetu detallista en los diseñadores.

Toda una ternurita!

 

Si te preguntas por los famosos atajos te diremos que sí estarán aquí, al menos los “legales”, pero los glitches que tenían las pistas que daban una brutal ventaja al jugador (como Hot Air Skyway ó Papu’s Pyramid) fueron estrictamente parchados. Aparte se nota que todas recibieron un cierto balance para evitar estos glitches en el caso que quieras intentar ejecutarlas.

Los personajes como los vehículos también fueron tratados con mucho cariño, al igual que el N.Sane Trilogy vemos un Crash con “mucho pelo” y otros como Tiny Tiger que siguen teniendo 10/10 en su rediseño. Podremos rotarlo y ver como fueron trabajados con más detalle. Resalto que si eres usuario de PS4 tendrás los modelos kart poligonales del CTR original, una pista exclusiva y stickers adicionales.

DERRAPA, GIRA Y ACELERA

Debemos mencionar que CTR siempre ha tenido un margen dificultad mucho mayor comparándolo con su homólogo Mario Kart, esto es si vamos al ámbito competitivo de las carreras y de batir el reloj en el menor tiempo posible. Hacer los derrapes o turbo fueron estrictamente necesarios y lo siguen siendo aquí.

Para algo de suerte esa dificultad persiste y explicare en los dos juegos involucrados en este remake: el CTR original y el Nitro Kart. Para el primero inicialmente las pistas eran algo anchas incluso en pasadizos más cortos, juntando esto con el sistema de derrape hacían que los drifts sean bien calculados. En el caso de Nitro se reducía un poco pero el margen era aceptable ya que el drift era mucho más fácil. Si trasladamos estos puntos mencionados a un nuevo motor de videojuegos donde descansa el Nitro Fueled la dificultad se incrementa o quizá nos tome mucho tiempo adaptarnos a ella, mencionando que los drift no son en linea recta sino que tienden a ser en “L” similar al Mario Kart 8 y que las pistas en muchas ocasiones son bastante angostas por lo que colisionar o caer por el abismo será muy cotidiano aquí. El ganador no será quien derrape oprimiendo como loco sino quien sepa hacerlo con control.

Para hacerlo realiza un pequeño salto que derivará en el derrape dependiendo hacia dónde dirijamos el kart. Al iniciarlo, tanto las ruedas como el tubo de escape y una barra lateral empezará a incrementarse llegado el punto correcto donde podremos pulsar el botón alternativo para impulsarnos.

Los turbos sin embargo no se han modificado. De hecho hacer un SuperBoost ahora es mucho más sencillo y se ha introducido una nueva barra medidora que es más llamativa, y claro que puedes optar por la clásica si no te convence. En la versión de PlayStation los botones se mantienen y aunque el Analog del DualShock 4 nos sea mas cómodo que el primero, el D-Pad puede convencernos de volver a usarlo. Obviamente este panorama cambia algo si se juega en las versiones de XboxOne o Nintendo Switch.

 

OJO Y OÍDO A LA “LOCURA”

Si ya estas tarareando esos tracks es probable que te vaya a interesar este punto ya que hablar de la banda sonora del CTR es un hincapié a esos recuerdos y da una sensación de que las carreras alocadas están de alguna forma muy sincronizadas con la música.

Debido a limitaciones técnicas que tenia la PS1 originalmente fue hecho con algunos sintetizadores, instrumentos digitales y utilizando habilidades de secuencia musical lo que dio como resultado una música muy mecánica, de baja calidad pero muy pegajosa. Esta vez la banda sonora fue rediseñada en su totalidad pero sin pasar por alto ni alterando las bases rítmicas, partituras y tempos del CTR original. Los efectos y foleys también pasaron por este proceso y respecto al doblaje  muchas veces no terminen de cuajar muy bien el los personajes, pero pienso que es más por un tema de melancolía que por algo técnico.

No hay muchas opciones para configurar el sonido, pero puedo asegurar se ha dado suma importancia a la banda sonora, y si por alguna razón no te gusta lo nuevo puedes optar por la opción Legacy que nos regresa a los tracks originales.

¿Eres de los clásicos? Activa el modo Legacy y viaja en el tiempo.

¡WRONG WAY!

Mencionamos atrás que se dio un balance a las pistas y en una parte podríamos considerarla acertada, sin embargo no podemos decir mucho cuando rompemos las cajas de items ya que el hitbox o margen para colisionar con ellas debe ser aun más preciso. En un inicio esto sería tomado como un reto para el veterano o quién busca dificultad, pero si hablamos de un jugador promedio se torna molesto cuando no se logra alcanzar algunas, sin mencionar que las carreras se vuelven muy monótomas por tender a ser muy “técnicas”. De lo dicho se espera que muchos lo quieran como otros que quizá lo abandonen ya que aún quedan horas para que todos estemos al mismo nivel porque no es un juego precisamente fácil de dominar.

Hasta hace poco había un gravísimo error en los Time Trials, si es que intentabas ganar a N-Tropy o Nitrous Oxide el cual corrompía tus datos guardados. Afortunadamente ya se ha lanzado un parche que corregía esto pero muchos pagaron las consecuencias antes de que esto sucediera ademas de pequeñas inestabilidades en el online.

El online es un modo sencillo para pasarla bien pero no es tan competitivo para hacernos entrar a cada rato. Los retos del Grand Prix lo salvan un poco de eso, también como alguna interacción social como replays de carreras ó subir contenido a redes sociales. Algunos items también son imprecisos o “torpes” (como los misiles triple), y otros con rangos algo exagerados (como las cajas TNT y Nitro). No puedo dejar de mencionar que incluso el desenfoque por movimiento puede ser molesto a veces.

VEREDICTO

Ver regresar a uno de los íconos más importantes de finales de los 90, que dio una dura pelea al lado de Mario y Sonic, deja una sensación de  dejá vu para el conocedor, pero con aire fresco para la nueva generación. Seas de cualquier generación es un título el cual puedes pasarla pasarla bien y hasta formar amistades .

Con nuevos detalles, contenido, mucha horas de dedicación y una dificultad exigente, pero no imposible de dominar, este titulo se perfila en buscar la perfección en cuanto a juegos de carreras de karts, aunque existen pequeños inconvenientes los cuales impiden a que llegue a coronarse. El género parecía tener por años a un rey imbatible, pero parece que ahora tiene un digno rival para enfrentarse a su altura, y el círculo de infancia de muchos acaba de concluir de la manera más acertada. Damas y caballeros, la competencia ha sido re-inaugurada.

Lo bueno:

  • Jugabilidad sencilla, pero desafiante.
  • Gráficamente impecable y se nota una gran evolución.
  • Balance en sus pistas.
  • Gran cantidad de contenido para descubrir (modo campaña, trofeos, GP, etc.).
  • Modo campaña trabajado a buen nivel.
  • Una banda sonora muy bien elaborada.

Lo malo:

  • Online sencillo pero en el ámbito competitivo se siente incompleto.
  • Algunos ítems perdieron efectividad.
  • Cierta inestabilidad en el online.
  • Algunos bugs y errores que se vienen corrigiendo.

Puedes ver también [Análisis] Crash Bandicoot: N-Sane Trilogy: el retorno de uno de los grandes éxitos de PS1

Comments

comments