[Análisis] My Friend Pedro y su sencillez impactante

¿Me creerían si les digo que el My Friend Pedro del que voy a hablar el día de hoy fue inspirado en juego de Adobe Flash? Sí, sí, de esos que encuentras en páginas web. Quizás este sea un dato conocido o quizás no. La verdad, yo no lo supe si no hasta hoy, que escribo este reseña. Lo menciono porque, antes de saberlo, este análisis iba a tener un enfoque distinto, pero, ahora, creo importante rescatar que la hazaña de DeadToast Enterteiment reside en haber logrado un juego tan entretenido, partiendo de un concepto básico, como lo es el de un juego de Adobe Flash.

Así luce la versión Adobe Flash de My Friend Pedro, desarrollada en 2014 por DeadToast Entertaiment y Adult Swim Games

Este análisis se realizó con la versión del juego para PC.


“Menos” a veces puede significar “mejor”

El juego cuenta con una trama mínima. Para no caer en el pecado mortal de los spoilers solo digamos que se trata de un joven que es despertado en una carnicería por su amigo Pedro, quien, como ya sabrán, es un plátano flotante y parlante. El protagonista del juego no recuerda nada y es Pedro quien tiene que ayudarle a escapar y vengarse.

Realmente, la historia no importa mucho cuando estás disparando a diestra y siniestra. De todos modos considero que habría sido un pequeño acierto por parte de DeadToast Entertaiment incluir un poco más sobre la trama del juego y más historia de fondo para los personajes.

Eso sí, la poca trama lleva a un gran plot twist al final del juego. (Imagen editada para evitar spoilers)

Algo que hicieron bien es ir desarrollando la historia a través de diálogos breves al inicio, final y, raras veces, a mitad de los niveles. De ese modo no se pierde el momentum y la adrenalina entre nivel y nivel.

Habilidades simples, pero útiles

Una de las primeras cosas que tengo que rescatar de My Friend Pedro es su rapidez para introducirte en el gameplay. Un pequeño nivel-tutorial de unos minutos y ya conoces todas las técnicas que te ayudarán a superar los 40 niveles del juego. Tampoco es que sean muchas, pero sin ellas la experiencia, definitivamente, no sería la misma

Primero, podemos realizar un salto doble impulsándonos en una pared, permitiendo que los escenarios no sean tan simples ni 100% lineales  y que el gameplay sea más fluído. Esta mecánica ya se encontraba en la versión de Adobe Flash e hicieron muy bien en mantenerla.

También podemos dividir los disparos cuando usamos dos pistolas o dos subfusiles, función que no se encontraba disponible en la versión Flash. La división de disparos es un poco difícil de manejar al inicio y resulta realmente útil solo en momentos específicos. La veo como una mecánica que, en realidad, añade más estilo a la jugabilidad, pues puedes lograr kills, valga la redundancia, con más estilo.

Una de las funciones vitales que añadieron es la de esquivar balas. Cumple un papel de estilo, pero también de salvarte la vida en incontables momentos. Es uno de esos movimientos que sí o sí debes dominar para tener éxito en My Friend Pedro. Si lo usas en cualquier momento, tus disparos serán imprecisos, te tomará más tiempo eliminar a los enemigos y ellos igual lograrán darte durante el cooldown del movimiento. Si no lo utilizas, al hacer frente a muchos enemigos recibirás una cantidad considerable de daño.

Una de las mejores situaciones para esquivar balas es cuando tienes enemigos a ambos lados, ya que, al hacerlo mientras abrimos fuego, nuestro personaje disparará a ambos lados sin importar que arma tengas equipada.

Un pequeño ejemplo.

Por último, el modo concentración. Esta última habilidad nos permite ralentizar el tiempo. Si damos un salto en este estado, nuestro personaje dará una voltereta, esquivando aún más balas. Sirve para calcular mejor dónde disparar y en qué momento esquivar las balas. Sin embargo, tiene una barra de carga, por lo que habrá que usarlo con sabiduría.

Gráficos sencillos y sensacionales a la vez

Visualmente, My Friend Pedro es un juego muy bonito. Sé que el adjetivo bonito queda raro para un juego lleno de disparos, muerte y sangre. No obstante, es totalmente cierto. Los colores, en su mayoría, son colores fríos (azules, celestes, violetas) y oscuros (negros y grises), pero aún así colores muy vivos. Quizás sea que a mí me gustan las imágenes con una saturación más arriba de lo normal.

Una combinación de sangre. acción y colores que representan todo lo contrario.

Si bien es cierto, los gráficos no son nada complejos, se nota el esfuerzo en los detalles de los personajes, el entorno y en los fondos de los escenarios.

Sountrack: uno de los mejores que he oído en mucho tiempo

Uno de los aspectos que, para mí, pasaron desapercibidos durante mi primer gameplay (y que luego supe apreciar) es la banda sonora. En un primer momento, concentrado en acertar todos los disparos y obtener el mayor puntaje posible en cada nivel, la música de fondo no era algo que sobresaliera en mis notas para el análisis. No sería hasta las posteriores jugadas parciales, que empecé a notar cómo algunas de las canciones parecían encajar perfectamente en los niveles y que, si pasaron inadvertidas en mi primer recorrido, es porque se fundían con los niveles y la jugabilidad.

Low Life On The Highway es una de las mejores canciones de todo el soundtrack. La puedes encontrar en el nivel final del primer mundo.

Jugando My Friend Pedro por segunda y tercera vez me di cuenta que este soundtrack de estilo electrónico-futurista se fusionaba con los niveles, aumentando la inmersión en el juego en los momentos de más intensidad. Por ejemplo, la música se ralentiza si entras en el modo concentración y se distorsiona si recibes mucho daño.

La experiencia no termina hasta estar satisfecho

En su modo normal My Friend Pedro no resulta difícil. Algo desafiante, sí, pero nada que no se pueda superar luego de unos intentos, sobre todo en los niveles finales. El verdadero desafío del juego está en obtener la mayor puntuación posible al final de cada nivel. Esto se consigue completando los niveles de manera rápida, eliminando a todos los enemigos, no muriendo y, dependiendo en qué dificultad hayas jugado, puedes obtener un bonus. En la dificultad normal no recibes bonificación alguna, pero sí en difícil y demencial. Jugando en normal es muy difícil obtener grandes puntajes, a no ser que completes el nivel de manera perfecta y, aún así, hacerlo puede costarte varios intentos.

Al final de cada nivel el juego te da la opción de guardar un GIF de tu mejor momento.

My Friend Pedro puede llegar a convertirse en algo estresante mientras buscas la puntuación ideal. No me malinterpreten, me refiero a estresante en el buen sentido. Es de esos juegos en los que sigues intentando a pesar de sentirte frustrado y, cuando finalmente logras tu objetivo, la satisfacción no tiene límites.

Conclusión

My friend Pedro es divertido, frenético e interesante. Algo corto, sí, pero es mil veces preferible la calidad a la cantidad. Los entornos son variados, las mecánicas se van aumentando al gameplay al igual que las armas disponibles, el soundtrack es totalmente inmersivo, los enemigos son originales… y todo esto partiendo de un concepto tan simple: ir hacia adelante y disparar a todo enemigo que se te ponga en frente. Realmente es una lástima que la experiencia termine tan pronto. Espero con ansias que DeadToast esté preparando contenido adicional para el juego. Si se van a tardar en lanzarlo, que lo hagan, siempre y cuando nos den un producto con la misma o mayor calidad que el juego.

Lo bueno:

  • El gameplay es variado y muy divertido.
  • Posee un soundtrack excelente.
  • Muestra unos gráficos sensacionales a pesar de su sencillez.
  • Representa un desafío en la búsqueda de mayor puntaje.

Lo malo:

  • El juego termina muy pronto.
  • Poco trasfondo en la historia de los personajes.

Comments

comments