[Análisis] Assassin’s Creed IV Black Flag (Switch): La vida de pirata no siempre es tan buena

Este review fue realizado gracias a un código de ‘Assassin’s Creed The Rebel Collection’ para Nintendo Switch, otorgado por Ubisoft Sudamérica.

Después de 9 años de su lanzamiento, Ubisoft encontró una nueva razón para sacar una versión más de Assassin’s Creed IV: La Nintendo Switch, esta vez como parte del paquete Assassin’s Creed The Rebel Collection (que también incluye AC Rogue). ¿Vale la pena jugarlo de nuevo o jugarlo por primera vez? ¿Saltaremos desde techos para asesinar? ¿Los bugs nos acompañarán a todos lados? Acompáñanos a descubrirlo.

La cuarta entrega de los asesinos nos lleva al sigo XVIII donde tomaremos el rol de Edward Kenway, un corsario galés que busca tesoros para volver junto a su amada, pero que en el camino encontrará un verdadero motivo para ser algo más que un pirata.

EN EL MAR LA VIDA NO SIEMPRE ES MÁS SABROSA

Aunque es interesante cómo evoluciona el personaje, la historia no es muy rica en contenido. Deberemos encontrar un objeto sagrado en un lugar llamado el observatorio. El juego no es solo correr y trepar, es también navegar en el Jackdaw, donde el juego tiene momentos interesantes que pueden darte horas de diversión en las que tener un equilibrio entre atacar y navegar será importante una vez que encuentres navíos fuertes, sino no será complicado.

Controlar el barco y cómo funciona sus cañones es rápido e intuitivo, no tuvimos problemas al inicio. El juego te lleva a enfrentar pequeñas embarcaciones para empezar y te sirve como buen entrenamiento. Atacar por delante, los costados, girar y dejar barriles explosivos. Todo será muy importante al final del juego, así que ve practicando cada que puedas porque el cambio de nivel de embarcaciones se siente fuerte si no te has dedicado a combatir por horas.

Casi llegando al final es donde lo bueno se viene ya que no todo es robar, sino también mejorar tu embarcación y ahí es donde te preguntas si quieres pasar tanto tiempo en altamar o mejor avanzar en la historia. Si quieres combatir con cualquier barco que te encuentres tendrás muchas horas de batallas navales; pero eso sí, consigue los elementos necesarios para mejorar tu embarcación o será una batalla perdida desde el comienzo.

De todas maneras, tendrás que mejorar tu embarcación ya que irán apareciendo grandes embarcaciones que podrían derribarte de un solo ataque. Mejorar el escudo y los cañones se volverán imprescindible, sobre todo porque hay una misión que te exige batallar con un gran navío, y si no estás listo, por mucho que lo intentes, no podrás si no has mejorado tu embarcación.

A diferencia de otros juegos como por ejemplo Wind Waker, de Gamecube, acá navegar es más disfrutable ya que tienes una embarcación veloz e incluso puedes dejar que el viento te guie sin que hagas algo. Si te cansas de hacerlos, siempre puedes hacer los viajes rápidos que se activarán en las islas que hayas visitado.

Un detalle a mencionar también es que siempre te encontrarás con un clima cambiante, desde una generosa lluvia tropical hasta las salvajes tormentas y tifones. Siempre deberás estar preparado para evitar las rudas olas y una visibilidad reducida. Por lo general es recomendable evitar estos escenarios si no queremos que nuestro busque sufra daños graves.

ME PARECIÓ VER UN LINDO TIBURÓN

Si crees que tendrás un mar inmenso donde solo se navega, te equivocas. Uno de los puntos interesantes es que puedes cazar ballenas y bucear para rescatar tesoros y por qué no, pelear con un tiburón y demostrar quién manda. Para cazar ballenas solo debes estar atento al mini mapa y dirigirte al punto de ballenas y empezar la cacería. Eso sí, subirás en un pequeño bote y tendrás una cantidad limitada de arpones para conseguir vencer. Así que no tires por gusto los arpones, calcula bien que sino te regresarás al Jackdaw con las manos vacías.

También podrás bucear desde cierto punto de la historia y podrás saquear cofres de tesoro hasta que te quedes sin aire. Pero no te preocupes, hay barriles con aire que encontrarás buceando que permitirán que tu aventura submarina dure un poco más. Igual que en tierra, podrás esconderte entre las hojas para evitar que los tiburones te ataquen a menos claro que quieras luchar contra ellos y demostrar que eres un macho alfa pecho plateado. Al menos en el juego lo puedes ser. Aprenderás a bucear quieras o no ya que es parte de la historia, pero dependerá de ti pasar horas navegando hasta estos puntos y sumergirte para descubrir todos sus tesoros.

VAMOS A LA PLAYA, PA’ CURAR EL ALMA

Cada isla que encontramos es muy parecida, una pequeña playa con puerto y el resto del borde son rocas. Un pequeño poblado de casas, algunas más grandes según la isla. Tampoco podemos esperar mucha diversidad, es el siglo XVIII en el caribe, pero te da suficiente libertar para explorar y conseguir los coleccionables del juego, que no son pocos y tampoco muy difíciles de conseguir. Lo bueno, es que cuando estés en una isla podrás activar un menú que te mostrarás la cantidad de coleccionables y especies animales que puedes encontrar.

En cuanto al sistema de combate el juego sigue la misma línea que los Assassin’s Creed previos, en el que se asignan los botones de acción para la espada, las pistolas y otros elementos. Puede ser un poco confuso al inicio para los jugadores más inexpertos pero fácil de adaptarse con el tiempo. Y por otra parte se sigue dejando importancia al sigilo para llevar a cabo nuestras búsquedas de manera segura, pero que requiere cierta paciencia para esperar los momentos exactos.

El juego puede ser completado en unas 25 horas que es lo que me tomó superarlo, y el tiempo de experiencia aumenta considerablemente con las misiones secundarias o si quieres tenerlo todo, aunque algunas misiones extra pueden resultar muy parecidas entre sí.

¿CAZAR O NO CAZAR? HE AHÍ EL DILEMA

El dinero no lo compra todo en la era de los piratas. Si quieres ser fuerte y tener el mejor sable, pistola o mejorar tu salud es importante que además del dinero consigas los objetos necesarios para producir estos. Pieles de mono, cocodrilo, jabalíes, entre otros son necesarios si quieres sobrevivir en este mundo de piratas. A veces será más difícil conseguir estos objetos, Estar atento a lo que te ofrece cada isla será importante para conseguir las mejoras necesarias. Y si lo tuyo no es cazar o estás cansado de buscar, solo compra estos objetos y olvídate de cazar. Eso sí, no son baratos. Así que a menos que hayas robado mucho oro, no te lo recomendamos.

JUGANDO A LOS BARQUITOS DE GUERRA

Si crees que todo lo que podías hacer con los barcos acaba con lo anterior, estás equivocado. Cuando ataques a otras embarcaciones, puedes convertir a su tripulación en fieles sirvientes tuyos y así aumentar la flota de barcos. Pero señor StarGamers, ¿para qué sirve tener más barcos si solo me deja usar uno? Pues para jugar a los barquitos. Puedes mandarlos a cumplir misiones por toda América para conseguir especias y de paso oro para ti. Porque somos piratas y nos gusta el oro.

Eso sí, las misiones tendrán cierto nivel de complejidad así que depende de a quién mandes que triunfes o no. Por esto, si quieres sacarle el máximo provecho a esta opción debes ir a conquistar embarcaciones cada vez más grandes, sino no podrás aprovechar mucho el juego de barquitos.

¡QUÉ HERMOSO SE VE! (LO HUBIERA QUIZÁ DICHO EN 2013)

Aunque estamos hablando de un juego de la antigua generación. Existe una versión de la actual generación. Por tanto, uno debería esperar que este port esté basado en el de la nueva, sin embargo; grande es la sorpresa al ver que estamos jugando la versión de PS3/XBOX360. ¿Importa? No si lo que quieres es ser un asesino; sino, sí, importa. ¿Pudieron basarse en el de nueva generación? Creo que sí, se hubiera visto una mejora tangible en cuanto a texturas, pero tampoco es que sea un juego que haya tenido un gran salto al cambiar de generación en los otros ports.

Sobre el diseño artístico, de todas maneras, no sería justo calificar este juego con el port de la nueva generación que sí tiene mejores texturas y detalles. Aún así debemos rescatar la gran variedad de elementos que encontramos por todo el mapa del Caribe, paisajes tropicales, cuevas ocultas, los temidos fuertes españoles y hasta templos de civilizaciones antiguas.

Respecto a la música, tiene instrumentos de viento y de cuerda que nos hace recordar a películas u otros juegos de esta temática que nos permiten sumergirnos en esta aventura de piratas que buscan libertad. Hay un buen trabajo que no solo busca llevarnos a esa época sino que le da toques modernos para darle más intensidad a esta y a la aventura.

EL MUERTO SE MUEVE

Como algunos seguramente lo anticipaban, el juego tiene bugs. ¿Son muchos? No. ¿Hace imposible de jugar? A veces. El bug más común que encontré fue el de los cuerpos muertos que se mueve como si estuviera agonizando. Si el juego te mostrase gente agonizando, esos bugs podrían ser ¡increíbles animaciones! Pero no, son errores divertidos de ver. Otro bug es ver gente cargando cosas que ya se les cayó. Es divertido ver ese tipo de cosas, te saca una sonrisa ante la vida dura de un pirata.

Pero no todos los bugs son bonitos. A veces, en combate, el juego no te deja sacar las armas o si ya las tienes fuera no te deja atacar. Hemos sufrido muriendo algunas veces porque Edward se compadecía de todo y no los atacaba mientas nos acuchillaban a diestra y siniestra sin parar. Luego descubrimos que correr, guardar las armas y volverlas a sacar puede solucionar a veces el problema. Sino a veces es mejor morir.

HORA DE FINALMENTE ZARPAR

Estamos ante un juego que, a pesar de no tener una gran historia, narrativa o mundo increíble por explorar, se hace divertido de jugar, sobre todo por las mecánicas que navegar te permite. Si te gustan los piratas, pruébalo. La actuación en inglés es muy buena y realmente te hace creer que estás en el Caribe del Siglo XVIII. No te lo recomendamos jugar en español y este review no se hace responsable si lo juegas así.

Los bugs no alteran el juego, aunque sí por momentos el gameplay deja mucho que desear por como se mueve el personaje. A pesar de que no es un juego que marque nuestras vidas, todo lo que el Jackdaw te permite hacer le dan al juego un aire fresco, que aun luego de algunos años, sigue siendo muy divertido.

Comments

comments