análisis Sonic Origins

[Análisis] Sonic Origins: velocidad y nostalgia que pudieron ser mejores

Este análisis fue realizado gracias a un código de activación de Sonic Origins otorgado por SEGA para PlayStation 4.

Han pasado exactamente 31 años desde que un erizo azul comenzó a ir a toda velocidad por las pantallas de todo el mundo. Había nacido Sonic The Hedgehog, que se convertiría no solo en la nueva mascota de SEGA, sino también en el mayor rival que alguna vez haya tenido Mario y uno de los grandes íconos de los videojuegos hasta hoy. Tres décadas después su casa creadora decidió volver a homenajear los grandes títulos que nos ofreció en su época dorada con Sonic Origins. Este es básicamente un nuevo recopilatorio de los primeros juegos clásicos de Sonic, y seguramente muchos se preguntan si realmente merece la pena. Vamos a descubrirlo ahora si se trata de la recopilación definitiva, que se supone deberá ser un referente tanto para veteranos como recién allegados. Bienvenidos a nuestro análisis de Sonic Origins.

Cuando un juego de Sonic era 100% sinónimo de grandeza

Empecemos por lo básico. Sonic Origins es una recopilación remasterizada de los 4 primeros títulos principales de la serie. En este caso hablamos de Sonic The Hedgehog, Sonic CD, Sonic 2 y Sonic 3 & Knuckles. Respecto al último en realidad se trata de la unión de Sonic 3 y Sonic & Knuckles, que en realidad fueron vendidos como 2 juegos separados debido a lo grande que resultó este proyecto. Como ya quizá sepamos, cada juego nos presentaba la propuesta de ir a toda velocidad superando obstáculos y enemigos hasta llegar a una meta en cada nivel. Cada juego aumentaba las mecánicas y opciones en una mejora continua, y ahora vemos algunos agregados nuevos.

análisis Sonic Origins (2)

Análisis Sonic Origins

Juega como en los viejos o nuevos tiempos

Sonic Origins no solamente trae un Modo Clásico donde podremos jugar a todos los juegos con su resolución original, y con todas sus reglas estándar. Lo resaltante de esta entrega es el Modo Aniversario, donde cada juego ha sido adaptado mediante un motor gráfico especial para correr en pantalla ancha 16:9. Y esto lo logra con mucha fluidez, manteniendo siempre los 60 fps. Además de ello el jugador tendrá vidas infinitas, y en su lugar, cada vez que consigamos «una vida extra» o juntemos 100 anillos iremos acumulando una especie de monedas que sirven como el cash del juego.

análisis Sonic Origins (7)

Estos no solamente nos permitirán desbloquear cositas en el Museo (ya hablaremos de esto más adelante), sino que también otorgan algunas ventajas en el gameplay. Su principal función es servir como una nueva chance para las fases Special Stage, donde se consiguen las Esmeraldas. Si por alguna razón perdemos en esta fase podemos gastar una moneda para volver a intentarlo. Esto último ha sido un gran acierto, sobre todo para los recién allegados, pues les permitirán corregir sus errores sin tener que ir a buscar más entradas, muchas veces perdiendo la noción de en dónde se han equivocado. Personalmente, que nunca pude obtener a Super Sonic en su segunda entrega, me ha venido de maravilla. Ahora me siento más preparado para hacerlo sin necesidad de estas monedas.

No obstante, estas monedas no sirven bajo ninguna circunstancia en el Modo Clásico. De hecho, las reglas nuevas solo se ciñen al Modo Aniversario. Sin duda hubiera sido una mejor alternativa que podamos elegir las características a nuestro gusto personal. El Modo Aniversario te permite incluso poder jugar con Tails o Knuckles en las primeras entregas, algo que hasta hace poco era imposible. ¿Pero y si quieres aplicar reglas al Modo Clásico? En este apartado quizá se ha sentido el juego un poco limitado.

Finalmente, puedo destacar algunas novedades menores, pero que de todas formas suman a la experiencia. Lo primero es que han aumentado algunos sprites para determinadas animaciones. También han ajustado algunas transiciones, por ejemplo ahora Tails y Knuckles cuentan con una secuencia introductoria a su campaña. Y finalmente han añadido el mítico nivel Hidden Palace en Sonic 2, al cual se accede mediante un pasaje oculto en una de sus fases.

análisis Sonic Origins (9)

Análisis Sonic Origins

Ya superé todo, dame un reto

Sonic Origins no solo se limita a que volvamos a recorrer los diferentes niveles de los títulos clásicos. Tenemos en primer lugar el Modo Espejo, que es básicamente los juegos pero reflejados horizontalmente. Si antes debías ir hacia la derecha, ahora deberás hacia la izquierda, y realmente esto es un modo donde incluso muchos veteranos pueden dudar al momento de dar al siguiente paso. No es como volver a empezar a jugar por primera vez, pero sí te dará un reto nuevo. También tenemos un Boss Rush para cada juego, donde tendremos que enfrentar a todos los jefes, y algunas veces sin anillos. Este último será una total prueba de fuego para muchos jugadores. Y aquí no se termina todo, pues también tenemos Las Misiones.

Este modo es quizá el más representativo de esta entrega. No solamente se tratan de desafíos que van aumentando su dificultad conforme más avanzas, sino que para los novatos suponen una especie de tutorial para ir entendiendo las mecánicas. Tenemos desde conseguir cierta cantidad de anillos en una determinada ventana de tiempo, hasta incluso superar toda una fase sin tocar a un solo enemigo. Hay algunas que pueden suponer una auténtica prueba superar, y más aun hacerlo con calificación «S».

No puede ser un homenaje completo si no hay historia

Ya nos toca hablar del mencionado líneas arriba Museo. Las monedas de la divisa que vayamos obteniendo se puedes canjear por ilustraciones, videos y hasta música de las diferentes entregas. Además también hay artes conceptuales y canciones de títulos extra como Sonic 3D Blast, Sonic Spinball, ó Knuckles’ Chaotix. Mientras más avances más piezas irás desbloqueando, e irás viendo como tu galería va creciendo y creciendo.

Si bien la cantidad de material que incluye es hasta cierto punto muy generosa no puedo evitar pensar por qué no se incluyeron al menos algunos clips referentes al desarrollo o entrevistas a los creadores. Todo se ha limitado únicamente a los artes conceptuales. En los vídeos sí llegaron incluso a colocar secciones del Medley orquestal de la celebración por los 30 años de la saga, e incluso los cortos animados de Sonic Mania. Pero hace falta algo más, estamos hablando de lo que será la recopilación definitiva de los Sonic clásicos por muchos años.

análisis Sonic Origins (6)

Sonic no siempre va a toda velocidad, algo lo frena

Pasando ahora al tema técnico, no quiero decir para este análisis que Sonic Origins es injugable o cosas por el estilo. De hecho, durante toda mi experiencia no he tenido problemas graves en las partidas, pero sí han ocurrido sucesos que definitivamente incomodaron mi experiencia. En primer lugar, el sistema de colisiones y el plataformeo no es exactamente igual. Hay puntos en los que yo recuerdo, que si bien son algo inclinados los personajes pueden ejecutar un spin dash, pero ahora si trato de hacer eso se ponen a rodar. Es evidente que el motor no emula al 100% el original. Son cuestiones menores, y que para un jugador novato no será mayor problema.

Por otra parte, me han ocurrido problemas con la programación de Tails. Si este te viene acompañando y en un momento se perdía en lugar de reaparecer junto a ti pasados unos segundos se ponía a saltar quién sabe desde donde, y es incómodo escuchar y escuchar constantemente sus saltos, y no verlo de regreso nunca. Eso sí, esto aparentemente, y por experiencia propia, parece que fue solucionado con un reciente parche. A lo que voy es que Sonic Origins no ha sido lanzado terminado. Aún tiene algunos huecos que deben ser corregidos.

Finalmente, según lo que dicen algunos usuarios, la versión de PC está presentando múltiples problemas en cuanto a caídas de frames. Esto se debe principalmente al sistema anti-piratería. Nosotros hemos jugado la versión de PlayStation 4 y no hemos tenido problemas de caídas de cuadros, incluso en los puntos donde otros emuladores sufrían caídas, acá ya no sucede. De todas maneras, como expreso en el párrafo anterior, el juego aún requiere corregirse en varios aspectos técnicos.

Una presentación definitivamente mejorable

Uno de los motivos por los que quise jugar Sonic Origins fue por algunas novedades en cuanto a su presentación. En primer lugar SEGA prometió otorgarnos un vistazo actualizado de las diferentes islas donde transcurren todos los juegos. Luego de décadas de apreciar los escenarios pixeleados, finalmente nos dieron la oportunidad de verlos a mayor definición. ¿El único problema? Solamente se pueden ver de frente y con algunos zooms. Hubiera sido bueno poder apreciar las islas en diferentes ángulos. Lucen muy bien, definitivamente sí, pero no evito pensar que pudieron ser más ambiciosos.

análisis Sonic Origins (19)

El otro aspecto que trae como novedad la recopilación son las nuevas secuencias animadas al inicio y final de cada juego. Incluso en la intro del título general hay un mix de diferentes escenas de cada uno de los juegos, y estos sin duda son un homenaje hermoso para puntos clave de la historia. La animación está muy bien hecha y explican cómo parte cada juego y cómo termina. ¿El problema? Que con todas estas bondades pudieron expandirlas. ¿Se imaginan si al menos hubieran colocado algunas cinemáticas como transiciones entre los niveles? Esto sobre todo con Sonic 1, CD y Sonic 2, que no tienen conexiones entre niveles como Sonic 3 & Knuckles.

análisis Sonic Origins (12)

Cuando la velocidad se pierde por completo

Terminado todo esto toca hablar de la mayor piedra en el zapato del análisis de Sonic Origins. ¿Qué ha pasado con la mitad de la música de Sonic 3? Hablamos de las canciones de fondo de Carnival Night, Ice Cap y Launch Base. Según la creencia popular del fandom, tras mucha evidencia y análisis, Michael Jackson aparentemente fue el responsable de estos temas, además de los créditos finales. Las pistas musicales en estos 3 niveles han sido reemplazadas por sus versiones beta. No son malos temas, pero 2 de ellos son muy olvidables y no le hacen justicia a una recopilación como esta. SEGA, en este punto sí pudiste hacer mejor.

Finalmente, incluso sin considerar todos estos aspectos a un mayor nivel de detalle. Estamos hablando de 4 videojuegos de la era de 16 bits a 40 dólares. Y de hecho, serían 45 si consideramos el DLC de los demás temas musicales. Ya en el pasado hemos tenido estos títulos a 5 dólares en Steam, o las versiones de móviles. Veo muy difícil que se pague este precio por un recopilatorio de 4 videojuegos clásicos. Quizá si se hubiesen añadido otros títulos más pudiese justificar su precio. En este caso, si no tienes ninguna urgencia te recomiendo esperar un descuento.

Una recopilación repleta de nostalgia, pero donde faltó más ambición

Sonic Origins funciona como un buen recopilatorio de los juegos clásicos de Sonic, títulos que marcaron época. Sus dos modos principales serán del agrado tanto de veteranos como recién allegados, y los extras sí cumplen en ser un homenaje a la saga. Sin embargo, SEGA no fue muy ambiciosa en cuanto a su contenido, la personalización de sus modos, y su presentación. En pocas palabras, sí realiza su cometido, pero le han faltado mayores aspiraciones, además de un precio que más de uno podría discutir.

análisis Sonic Origins (11)

Lo bueno:

  • El Modo Clásico emula perfectamente a los originales, y con un rendimiento muy bueno.
  • El Modo Aniversario permite jugar con una mayor vista panorámica, y es un excelente modo para nuevos jugadores.
  • Las monedas permiten practicar mejor las fases especiales.
  • Los modos Espejo, Boss Rush y las Misiones son todo un desafío para todo tipo de jugadores.
  • Nuevas opciones para jugar con todos los personajes en todos los juegos.
  • Las nuevas secuencias animadas son preciosas y rinden un buen homenaje al lore.
  • La gran cantidad de cosas para desbloquear en el Museo, que hasta cierto está bien completo.

Lo malo:

  • Falta de opciones de personalización en Modo Clásico y Aniversario. Solo puedes jugar a cómo cada uno está configurado.
  • El Museo pudo tener más contenido que sea un homenaje a los desarrolladores: entrevistas, clips, etc.
  • La presentación de las islas definitivamente pudo ser mejor.
  • Problemas del motor gráfico que no emula al 100% el original, pero los recién allegados quizá no lo notarán.
  • Cuestiones técnicas que necesitan parcharse, sobre todo la versión de PC.
  • La música de la mitad de los niveles de Sonic 3 ha sido cambiada.
  • El precio puede ser discutible.

nota 7

Análisis Sonic Origins

¿Te gusta esto? ¡Compártelo!